Palacio Estrugamou

El desarrollo arquitectónico y urbanístico fue la manera que encontró la Argentina de mostrarle al mundo que ya no era más una colonia sino una nación grande y próspera. También el Estado Nacional comisionó a arquitectos franceses para diseñar algunos de los edificios más significativos de la ciudad para los cuales se eligió deliberadamente el típico estilo francés, intrincado y delicado a la vez, con la intención de mostrarle al mundo y a los colonizadores cuán lejos habíamos llegado.

56

En la búsqueda de un ejemplo de este pomposo y llamativo estilo nos encontramos con el Palacio Estrugamou, Juncal 783, en el barrio de Palermo. La primera ola de arquitectos franceses llegó alrededor de 1820, apenas un par de años más tarde de la declaración de la independencia argentina. Este edificio, sin embargo, fue construido mucho tiempo después junto con otras obras de estilo barroco francés que dan cuenta de cuán duradera fue la influencia de Francia en Argentina, particularmente en Buenos Aires.

Terminado en 1929, el Palacio Estrugamou es un edificio impresionante de ocho pisos revestido de piedra caliza blanca, con delicados balcones y coronado con la típica mansarda propia de la arquitectura del segundo imperio francés. Los pisos fueron hechos con roble de Eslavonia.

No obstante su influencia europea el diseño del Estrugamou no es una mera copia del estilo francés, aunque muchos de sus elementos fueron importados de Francia para dotarlo así de una verdadera elegancia. Cuando usted ve edificios como el Palacio Estrugamou se dará cuenta porque se la llama a Buenos Aires la París de Sudamérica. Contemplando este edificio usted realmente se sentirá en una esquina de la capital francesa.

La arquitectura de la Argentina revela mucho de la historia de este país latinoamericano. Por eso ¿qué mejor camino para explorar la ciudad y su historia que visitar todas sus highlights arquitectónicas?